Passione.

Imagen

“No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (…).

Les contaré un secreto: no leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana; y la raza humana está llena de pasión.

La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería… son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida humana.

Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos“.

-“Psique reanimada por el beso de amor” (Detalle), Antonio Canova, 1793

-Extracto de “Dead Poets Society”, Peter Weir, 1989

People.

 

Imagen

No a todos les es dado tomar un baño de multitud; gozar de la muchedumbre es un arte; y sólo puede darse a expensas del género humano un atracón de vitalidad aquel a quien un hada insufló en la cuna el gusto del disfraz y la careta, el odio del domicilio y la pasión del viaje.

     Multitud, soledad: términos iguales y convertibles para el poeta activo y fecundo. El que no sabe poblar su soledad, tampoco sabe estar solo en una muchedumbre atareada.

     Goza el poeta del incomparable privilegio de poder a su guisa ser él y ser otros. Como las almas errantes en busca de cuerpo, entra cuando quiere en la persona de cada cual. Sólo para él está todo vacante; y si ciertos lugares parecen cerrársele, será que a sus ojos no valen la pena de una visita.

     El paseante solitario y pensativo saca una embriaguez singular de esta universal comunión. El que fácilmente se desposa con la muchedumbre, conoce placeres febriles, de que estarán eternamente privados el egoísta, cerrado como un cofre, y el perezoso, interno como un molusco. Adopta por suyas todas las profesiones, todas las alegrías y todas las miserias que las circunstancias le ofrecen.

     Lo que llaman amor los hombres es sobrado pequeño, sobrado restringido y débil, comparado con esta inefable orgía, con esta santa prostitución del alma, que se da toda ella, poesía y caridad, a lo imprevisto que se revela, a lo desconocido que pasa.

     Bueno es decir alguna vez a los venturosos de este mundo, aunque sólo sea para humillar un instante su orgullo necio, que hay venturas superiores a la suya, más vastas y más refinadas. Los fundadores de colonias, los pastores de pueblos, los sacerdotes misioneros, desterrados en la externidad del mundo, conocen, sin duda, algo de estas misteriosas embriagueces; y en el seno de la vasta familia que su genio se formó, alguna vez han de reírse de los que les compadecen por su fortuna, tan agitada, y por su vida, tan casta.

-“Die Strasse”, Ernst Ludwing Kirchner, 1913

-“Las muchedumbres” de “Pequeños poemas en prosa”, Charles Baudelaire, 1855-1864

Liebster Awards.

Por problemas “técnicos”, de mudanzas, traslados y viajes, no había podido sentarme tranquilamente con este post.

Me siento enormemente agradecida por esta nominación, no esperaba que algo que surgió como un pequeño hobby, pudiera ser reconocido, por tanto doy mil millones de gracias a http://lavidaenpoesia.wordpress.com por seguir mi blog, comentarlo y por seleccionarme, por supuesto 🙂 un beso enorme!

 

La idea de tener un “rinconcito” virtual donde poder expresarme surgió un fin de semana aburrida en casa… ¿Por qué no unía algunas de mis grandes pasiones, como el arte (a nivel visual), con la poesía y la literatura? Et voilà! Aquí está quearteportuparte! 

Espero que disfrutéis leyéndolo tanto como lo hago yo escribiendo.

Paso a contestar las preguntas que me formularon.

 

  1. 1.       ¿Cual es el momento que mayor alegría te ha dado?

Por suerte, la verdad que tengo bastantes, pero me quedo con todas las experiencias vividas al salir de casa; los reencuentros; las maletas hechas y deshechas; el cumplir tus objetivos a corto o largo plazo…

 

  1. 2.       ¿Cuál es tu película favorita?

La dolce vita; Lo que el viento se llevó; Gilda; La vida es bella; Silencio de amor…

 

  1. 3.       ¿Cuál es tu director de cine favorito?

Jean-Luc Godard; Quentin Tarantino; William Wyler; Federico Fellini…

 

  1. 4.       ¿Cuál es tu banda preferida?

The Beatles; Edward Sharpe & The Magnetic Zeros; MGMT; Florence & The Machine; Yeasayer; Vampire Weekend; Fuel Fandango; Pony Bravo; Mumford & Sons; Simon & Garfunkel…

  1. 5.       ¿Cuál es la canción o tema que ha marcado algún momento de tu vida?

Here comes the sun, The Beatles

 

  1. 6.       ¿Cuál es tu libro o libros favoritos?

“La Divina Comedia” de Dante; “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry; “20 poemas de amor y una canción desesperada” de Pablo Neruda; “Pequeños poemas en prosa” de Charles Baudelaire; “La máquina de follar” de Charles Bukowski; “La voz a ti debida” de Pedro Salinas; “Los infortunios de la virtud” de El Marqués de Sade…

  1. 7.       Nombra uno varios autores que te hallan fascinado

Charles Baudelaire; Gustave Flaubert; Fiódor Dostoiesvski; Guillaume Apollinaire, José Ortega y Gasset; Gustavo Adolfo Bécquer; Antonio Machado; Charles Bukowski; Émile Zola; Anton Chéjov; Johann Wolfgang von Goethe; Fridrich Nietzche; Pablo Neruda; Pedro Salinas; Federico García Lorca; José Saramago….

 

  1. 8.       ¿Qué te motivó a escribir u opinar en un blog?

Poder compartir lo que me gusta, me llama  la atención o me hace feliz.

 

  1. 9.  ¿Qué opinas de las redes sociales?

En su justa medida, no tienen por qué ser malas. Te permiten estar en contacto con seres queridos, estar al día de lo que pasa en el mundo, conocer nuevas experiencias…

 

  1. 10.   ¿Cuál es tu comida preferida?

La verdad que para esto soy muy simple, con unos huevos fritos y patatas soy feliz 🙂

Le corps.

Imagen

Ya rosas, sí. Pasión en llama. Oler primicias
es júbilo. También el cuerpo, amanecido,
recién amanecido, nacido, es flor. Apenas
sabe su ayer. Ya vive su día y se deshoja
en pétalos fugaces de vanidad, gozoso.

Hondo solaz, o gloria perfecta: el sol me absorbe.
Ya soy lo que supuso mi ambición: elemento.
Elemento, latido de la luz, esto es, cántico.
La verdad que te colma, feliz: lluvia de oro.

 

-“Dánae”, Aguste Rodin, 1885

-“Dánae” de “Elegías Barrocas”, Juan José Domenchina, 1934

Yo no soy una princesa.

Imagen

 

 

“Antes de que surjan las primeras expectativas, como si se tratara de la relación con una chica, te aviso: yo no soy perfecto, y espero que tú tampoco lo seas. No soy un príncipe y detesto a las princesas.
No eres Cenicienta y, aunque me encantan tus pies, hay un montón de chicas que calzan un treinta y seis. Cuando den las doce y nos vayamos a la cama… Cuando tus hermanas no te hagan limpiar… Cuando ya no suene ningún vals… Cuando no haya magia, ni carrozas… Cuando el color de mi sangre no te impresione y no me pongan cachondo tus tacones de cristal… Entonces, sólo quedarán ratas y calabazas: la realidad nos matará.

No seas La Bella, no te duermas. La narcolepsia es una mierda. Y yo tengo muy mal despertar. No sé cómo iba a reaccionar si al abrir los ojos descubro que cuatro palomas hacen la cama, un ciervo pasa el aspirador y unos castores friegan los platos de la noche anterior. No sé yo si iba a entender que todos los animales silvestres formaran un coro perfectamente armonizado. Cuando la taxidermia pasara a ser una opción real, qué ibas a hacer… ¿mandarme a dormir al sofá?

Me encantaría que no existiera el tiempo, olvidarme la sombra en casa y llevarte a Nunca Jamás. Pero las canas me obligan a girar a la izquierda en la segunda estrella y, aunque recuerdo lo de pensar bonito para volar, ahora, como mucho, consigo levitar. Me hago mayor. Tú también. Y si sigues dejando la ventana abierta para dormir, aparecerán muchos fingiendo ser Peter Pan… pero que no te engañen, subieron trepando. Ni siquiera son capaces de saltar. Si quieres que sea yo el que vaya a tu habitación, cierra la ventana. Soy de usar las puertas para entrar. No abras todo de par en par. Hace frío. No me hagas dormir helado, porque me levanto afónico y sólo me apetece vomitar.

Admito que el peligro, las escapadas nocturnas por la ciudad, la luna llena y el sonido de un acordeón tienen su punto romántico. Pero, debes reconocerlo, la probabilidad de que cojamos los dos extremos de un mismo espagueti es escasa. Si nos queremos besar, mejor vayamos directos. Está muy bien que seas una dama, pero, por favor, en la cama… no me ladres como un cócker y muérdeme como lo haría un pitbull. Soy un vagabundo, tranquila, lo podré soportar.

A quien no soporto es a Blancanieves. Y oye, que si es tu referente, tu modelo a imitar, perfecto… pero no pongas en mí la responsabilidad de resucitarte. Pásate al plátano, a las peras, a las ciruelas, al melón, a la sandía… porque como te acerques a una manzana, ahí te quedas. No entiendo la necesidad de gustar a todo el mundo, de buscar al hombre perfecto juntándolo en siete. ¿Para qué ser la más guapa del lugar? Tampoco entendería que tu vida ideal fuera hacer la cama, lavar la ropa, cocinar y esperar sentada a que volviera de trabajar…. No curro en la mina y no vuelvo -ay ho, ay ho- a casa a descansar.

No te pongas Bella, eres guapa porque sí. No digas que me prefieres Bestia. No lo hagas si luego sólo me besas cuando me vuelvo blandito, soso y con tan poco carisma que hasta yo me quedaría con Gastón. Prefiero un tulipán a una rosa y, si un candelabro me habla y monta con sus colegas un fantástico número musical mientras me da de cenar… lo saco de gira, lo llevo a la Gran Vía, al diario de Patricia, lo subasto en eBay o lo presento a Masterchef. No lo acojo en la familia como si fuera mi cuñado.

Lo nuestro nunca podrá funcionar si pretendemos ser Jasmin y Aladín. Algún día la alfombra no querrá volar y el mundo ideal que conocimos se volverá más… normal. No podré cumplir tus deseos con tanta facilidad. Algún día volveré a ser una rata callejera y sólo podrás ver la parte bruta del diamante en bruto… Algún día te costará más darme la mano y confiar en mí. Algún día no voy a merecer que me la des. Algún día no me la darás. Si esperamos que nuestra relación prospere en el desierto, estamos fatal.

Nos cuentan cuentos. Disney está muerto, no lo congelaron… otro cuento. Como todos sus finales felices, que lo son, porque no cuentan lo que viene después… cuentos. A la mierda los príncipes y las princesas, los castillos, los dragones, los hechizos y las historias con final. A la mierda las expectativas. Si tengo que vivir un cuento, mejor lo cuento yo. Ahora se llama blog.

Hablábamos de eso, ¿no? Hablábamos de que esto es un blog. ¿O hablábamos de empezar una relación? En cualquier caso: no espero nada de ti. No lo esperes tú de mí… y sorprendámonos.”

-“Twiggy”, Richard Avedon, 1968

-“Yo no soy un príncipe y detesto a las princesas”, Nacho López en “2many Bloggers”, 2013

Baci.

Imagen

Solo eres tú, continua,

graciosa, quien se entrega,

quien hoy me llama. Toma,

toma el calor, la dicha,

la cerrazón de bocas

selladas. Dulcemente

vivimos, Muere, ríndete.

Sólo los besos reinan:

sol tibio y amarillo,

riente, delicado,

que aquí muere, en las bocas

felices, entre nubes

rompientes, entre azules

dichosos, donde brillan

los besos, las delicias

de la tarde, la cima

de este poniente loco,

quietísimo, que vibra

y muere. -Muere, sorbe

la vida.- Besa.-Beso.

¡Oh mundo así dorado!

-“Los amantes”, René Magritte, 1928

-“Los besos”, de “Sombra del Paraíso”, Vicente Aleixandre, 1944

Hola de nuevo.

Imagen

¡Sevilla! suelo fecundo
lleno de luz y grandeza,
¿qué diré de tu belleza,
que ya no haya dicho el mundo?
Nunca mi afecto profundo
pudo elevarte canciones;
más hoy que, en otras regiones,
de verte la dicha pierdo,
es para mí tu recuerdo
manantial de inspiraciones.

Miré en ti la luz del día,
tus auras diéronme arrullo,
y te nombro y siento orgullo
de llamarte patria mía.
Hoy, que el afán que me guía
lejos de ti me ha lanzado,
tu recuerdo idolatrado
en mi corazón no muere:
¿cómo, quién así te quiere,
pudiera haberte olvidado?

¿Y cómo te he de olvidar,
si a más de lo que te adoro,
en ti he dejado el tesoro
de mi familia y mi hogar?
¿Cómo no habré de soñar
en tu encanto y tu hermosura,
si tiene en ti mi ternura
cuanto es su bien en la tierra?
¿Cómo no, si en ti se encierra
el templo de mi ventura?

Tu sol de fuego encendió
mi juvenil fantasía;
tú cielo, de su poesía
un átomo en mi vertió;
desde niña en mi brotó
de gloria el afán ardiente:
¿cómo hallarla, si mi mente
vierte confusa su idea?
¡No es fácil que nadie vea
lo que hay detrás de mi frente!

No debí tender el vuelo
lejos de mi dulce nido;
mas ya que así lo han querido
la suerte y mi loco anhelo,
mi alma, en continuo desvelo,
recordándote suspira;
el patrio amor que me inspira
es un amor grande y santo:
¡yo te ofrezco el primer canto
que brota aquí de mi lira!

De tu suelo en el vergel
fecunda vida tuvieron
los que el orbe conmovieron
con la pluma y el pincel.
De su gloria el rayo fiel
siempre iluminarte pudo,
y yo sus nombres saludo
en el libro de la historia:
¡viviendo fueron tu gloria,
y muertos serán tu escudo!

En tu mente no derrama
sus sombras estéril sueño;
que hoy muestras glorioso empeño
en acrecentar tu fama.
El genio su ardiente llama
entre tus hijos reparte,
y luchan por conquistarte
lauros de perpetuo brillo:
¡tú coronaste a Murillo,
y a ti te corona el arte!

Lejos tú de la región
donde hoy con dolor se escucha
el grito de horrible lucha
y el estruendo del cañón,
vigorosa inspiración
su sello en tu frente imprime;
y mientras la guerra esgrime
su espada en sangre teñida,
cumples en paz bendecida
tu misión, que es más sublime.

No con vil desconfianza
te entregues al desaliento,
porque es tan noble tu intento
como justa tu esperanza.
Con fe decidida avanza
por la senda en que caminas,
y tal vez, si es que imaginas
dar siempre tan alto ejemplo,
el porvenir te alce un templo
sobre tus propias ruinas.

¡Patria! A pensar y a sentir
en tu recinto empecé,
yo que en la gloria soñé,
fuí por ella a combatir.
Mi frente no ha de ceñir
el laurel de la victoria;
mas aunque olvide la historia
mi nombre desconocido,
si no merezco tu olvido
¿para qué quiero más gloria?

-“Estanque en los jardines del Alcázar de Sevilla”, Mariano Fortuny, 1868

-“A Sevilla”, Mercedes de Velilla